Navegando por el accidentado camino de la fiscalidad de los automóviles en Europa

4 min tiempo de lecturaGestión de flota
Para los gestores de flotas, mantenerse al tanto de las leyes y normativas fiscales en constante evolución es vital para gestionar eficazmente el coste total de propiedad (TCO) de su flota. Dado que los impuestos representan hasta el 30% del TCO, es un elemento fundamental a tener en cuenta a la hora de presupuestar las operaciones de la flota. En este artículo, profundizaremos en los últimos avances en materia de fiscalidad en Europa y destacaremos la información clave que los gestores de flotas deben tener en cuenta para garantizar un rendimiento óptimo de la flota.
Compártelo

Los componentes básicos del TCO

En primer lugar, echemos un vistazo más de cerca a los elementos fundamentales del TCO. Como muestra el siguiente gráfico, junto con la depreciación, el mantenimiento y los gastos de combustible, los impuestos se encuentran entre los factores clave que componen el TCO. Si bien todos estos componentes son importantes, la tributación tiene una importancia particular debido a su potencial para impactar significativamente en el presupuesto. Para obtener más información sobre los otros componentes básicos del TCO y su optimización, no dude en navegar por nuestra categoría de TCO, consulte aquí.

Navegando por diferentes países

Navegar por las leyes fiscales de diferentes países puede ser una tarea desalentadora para los gestores de flotas. ¿Cómo puedes mantenerte al día con todos los diferentes cambios y asegurarte de que estás bien posicionado para adaptarte?

Es una historia de zanahorias y palos: algunos gobiernos incentivan la compra y el uso de vehículos eléctricos (EV), mientras que otros imponen impuestos punitivos a los vehículos con motor de combustión interna (ICE). Para entender quién está haciendo qué, una estrategia es agrupar a los países en función de su nivel de desarrollo. En los mercados maduros, donde la demanda de vehículos eléctricos ya ha alcanzado una masa crítica y la demanda orgánica sigue aumentando, la reducción de los incentivos fiscales ha tenido poco impacto en el número de vehículos eléctricos en las carreteras. En estos casos, el impulso hacia la electrificación sigue siendo fuerte, impulsado por el deseo de reducir las emisiones de carbono. Un ejemplo de ello es el Reino Unido, donde la adopción de vehículos eléctricos sigue creciendo. Por otro lado, los mercados menos maduros, como Grecia y España, aún no han alcanzado ese punto de inflexión y, por lo tanto, sus gobiernos están más inclinados a mantener políticas fiscales favorables, es decir, a repartir las zanahorias. Es vital conocer estos matices específicos de cada país para navegar eficazmente por el complejo mundo de la fiscalidad internacional.

En el caso de los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV), es esencial tener en cuenta que los países maduros ofrecen actualmente menos incentivos, mientras que los países menos maduros siguen ofreciéndolos. Bélgica es un ejemplo de ello, dado su claro plazo de pedido (antes del 1 de julio) para beneficiarse de los incentivos fiscales. Puedes explorar opciones similares en tu propio país para optimizar tu TCO.

En el Reino Unido, la demanda orgánica de vehículos eléctricos sigue siendo sólida, a pesar del fin de las subvenciones a la compra de turismos en julio de 2022. La cuota de mercado de los BEV se ha duplicado, pasando del 16% en marzo de 2022 a casi el 32% en diciembre de 2022, lo que indica que la curva S de adopción ha superado el punto de inflexión para el Reino Unido, como se ha visto en otros mercados maduros como Noruega y los Países Bajos. En el caso de países como Francia, Alemania y Austria, donde los gobiernos están eliminando gradualmente las subvenciones a la compra, prevemos que el punto de inflexión se alcanzará en breve. Mientras tanto, en Bélgica, los gestores de flotas pueden beneficiarse de una deducción fiscal del 100% al pedir un vehículo eléctrico antes del 1 de julio, lo que la convierte en una opción muy incentivada que merece la pena considerar. Como hemos visto anteriormente, los impuestos directos e indirectos pueden afectar al TCO hasta en un 30%, por lo que es crucial que los gestores de flotas se mantengan al día con el panorama fiscal en evolución.

Entonces, ¿qué pueden esperar los gestores de flotas? Disminución de los precios de producción de los BEV y reducción de los costes energéticos

A pesar de la evolución del panorama fiscal, los vehículos eléctricos, y en particular los vehículos eléctricos de batería (BEV), siguen ofreciendo una solución rentable para los gestores de flotas. Esta tendencia está impulsada por las crecientes inversiones de los fabricantes de automóviles en vehículos eléctricos y sus esfuerzos continuos para reducir los costos de producción. Incluso con menos bonificaciones, subsidios y cambios en los impuestos, los vehículos eléctricos siguen siendo la opción más viable y eficiente a largo plazo. Además, los organismos reguladores y los fabricantes de automóviles siguen impulsando la electrificación, consolidándola como la mejor estrategia a largo plazo para los gestores de flotas.

Dependiendo de dónde se carguen los vehículos eléctricos (en casa, en la oficina o en la carretera), los aumentos de precios pueden afectar el presupuesto, pero cargar en casa o en la oficina sigue siendo más barato que repostar. Aunque la electricidad es más cara de producir que la gasolina, los gobiernos están más incentivados para reducir el impacto de la inflación energética en las personas y las empresas y facilitar la transición energética en curso. La tendencia es impulsar el uso de la electricidad y reducir la dependencia de la gasolina y el diésel.

La ayuda está al alcance de la mano

En resumen, la fiscalidad es un factor crítico que debe tener en cuenta a la hora de presupuestar el coste total de propiedad de su flota. Sin embargo, a pesar del panorama fiscal en constante cambio, la electrificación sigue siendo la solución más rentable y sostenible. Es posible agrupar países en función de su nivel de madurez y explorar casos específicos como Bélgica para tomar decisiones informadas para su flota.

Para obtener información personalizada y basada en datos, el equipo de consultoría de Ayvens está aquí para guiarlo para alcanzar sus objetivos. Nuestros expertos le ayudarán a navegar por el complejo mundo de la fiscalidad y la electrificación para optimizar el coste total de propiedad de su flota y evitar cualquier obstáculo.

Publicado en {fecha}
9 de mayo de 2023
Compártelo

Artículos relacionados

Gestión de flota
La movilidad sostenible nunca se ha visto tan bien: presentamos nuestra nueva marca16 octubre 2023 - 3 min tiempo de lectura
Gestión de flota
Flota y ESG: Lo que necesita saber05 junio 2023 - 3 min tiempo de lectura